La vida es un boomerang, si lanzas con fuerza y odio, con fuerza y odio es con lo que va a volver. Si lo haces con poco ánimo, es posible que ni siquiera vuelva. Pero si lo mandas alto, a volar, tenes la seguridad de que lo vas a ver volando por encima de tu cabeza, y te va a hacer ver el cielo o deleitarte con las estrellas... y después de muy poco volverá a vos y darte una nueva oportunidad para con mucho entusiasmo volverlo a tirar.

3 comentarios:

  1. Totalmente cierto, me gustó mucho la forma que usaste para explicarlo, un ejemplo simple sin embargo muy certero.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso!!
    Hace mucho que no pasaba por aquí,
    un placer leerte!

    ResponderEliminar

Gracias por darle una alegría a mi corazón ♥ =)